Descubra el mundo de las criptomonedas en profundidad

Regulación: Portugal retrasa la tributación de las criptomonedas

En Portugal, el Parlamento rechazó dos enmiendas para imponer un impuesto a las criptomonedas durante el debate de los presupuestos del Estado.

Desde principios de semana, el Parlamento portugués debate los presupuestos del Estado para 2022. En el orden del día figura la votación de las distintas propuestas del Gobierno y de las enmiendas presentadas por los partidos. No es de extrañar que la fiscalidad de las criptomonedas sea objeto de especial atención por parte de los diputados.

Recientemente, Portugal también se ha dado a conocer por su voluntad de dar un marco legal a las criptomonedas. De hecho, Portugal se considera un paraíso fiscal por su falta de impuestos, especialmente sobre las ganancias de capital obtenidas con criptomonedas. En concreto, en Portugal, las transacciones de criptomonedas no están sujetas al impuesto sobre las ganancias de capital ni a ningún otro impuesto, mientras que el tipo impositivo para las inversiones financieras es del 28%.

Por ello, desde hace unos meses se ha puesto en marcha un trabajo de reflexión para acelerar la fiscalidad de las criptomonedas por parte del gobierno.

Los partidos minoritarios de Portugal quieren avanzar en la fiscalidad de las criptomonedas

Ambas enmiendas proceden de los partidos de izquierda, Bloco de Esquerda y Libre. Su objetivo era introducir un impuesto sobre las ganancias de capital superiores a 5.000 euros. Esto fue rechazado por la mayoría parlamentaria, aunque el objetivo de imponer un marco fiscal a las criptomonedas sigue siendo una prioridad.

El viceministro portugués de Economía y Hacienda, António Mendes, se pronunció sobre el rechazo de estas enmiendas durante la sesión parlamentaria. Sigue creyendo que la fiscalidad de las criptomonedas “es una realidad compleja” y que gravar únicamente las plusvalías puede no ser suficiente. De hecho, Portugal también se está planteando gravar las criptomonedas a nivel del IVA o del impuesto sobre el patrimonio.

Este rechazo del Parlamento portugués fue acogido con satisfacción por Derak Kapla, fundador de DuoVerse.

Considera que “cualquier imposición irracional habría sido negativa para el crecimiento del sector de las criptomonedas”. Aunque afirma que un marco regulador es bienvenido, cree que “los legisladores deben dar al sector espacio para crecer”. De hecho, el empresario considera que “el sector de las criptomonedas es incipiente y sería injusto aplicar un tipo equivalente al de las plusvalías”.

Es probable que el debate ideológico en torno a la fiscalidad de las criptomonedas en Portugal continúe en los próximos meses. Por ahora, es el momento de reflexionar y no de legislar.

Artículo anterior

Criptografía: SBF gasta 1.000 millones de dólares en las elecciones estadounidenses

Artículo siguiente

DeFI: MetaMask se asocia con Asset Reality para luchar contra las estafas

Entradas relacionadas