Fundador de FTX condenado a prisión por fraude

Sam Bankman-Fried, fundador y ex CEO de la plataforma de intercambio de criptomonedas FTX, ha sido condenado a 25 años de prisión por fraude. El juez Lewis Kaplan, del distrito estadounidense, pronunció esta sentencia que estuvo marcada por la falta notable de arrepentimiento por parte de SBF en el momento del anuncio, según las palabras del juez.

Nunca pensé que lo que estaba haciendo fuera ilegal.

Sam Bankman-Fried

La reflexión de SBF desde su detención

En una entrevista concedida a ABC News desde el Centro de Detención Metropolitano de Brooklyn, SBF compartió sus pensamientos, expresando por primera vez un sentimiento de arrepentimiento por sus acciones. Reconoció que darse cuenta de la ilegalidad de sus actos y de las consecuencias para sus clientes ha sido motivo de reflexión diaria.

Es la mayor parte de lo que pienso cada día“, confesó Sam Bankman-Fried, añadiendo que nunca había considerado que sus acciones pudieran ser ilegales, pero reconociendo que no había alcanzado los estándares éticos que se había propuesto.

El colapso de FTX y el futuro de SBF

SBF atribuyó la insolvencia de FTX a una serie de “decisiones equivocadas” tomadas en el año 2022, y destacó que los clientes podrían y deberían haber sido reembolsados en ese mismo año. El ex CEO de FTX describió como “insoportable” ver a los clientes esperando el reembolso de sus fondos, expresando una profunda frustración por la imposibilidad de actuar más desde su detención.

El equipo de defensa de Sam Bankman-Fried anunció su intención de apelar a la sentencia, argumentando que los testimonios durante el juicio habían “distorsionado en gran medida los hechos reales” y que se les había negado el derecho a presentar pruebas cruciales o a hacer que testificaran actores clave.

Artículo anterior

Ethena Labs inicia el airdrop de su token ENA

Entradas relacionadas
Lire plus

Oportunidades de empleo en Web3

La decimoquinta edición de CoinJobs está aquí, destacando oportunidades de empleo emocionantes en el mundo dinámico de Web3.…