Satoshi Nakamoto – Retrato del misterioso creador de Bitcoin

“Aquel que controla el comercio controla la libertad”

Satoshi Nakamoto

El 31 de octubre del año 2008, un tal Satoshi Nakamoto publicó el whitepaper de Bitcoin, “Bitcoin, Peer-to-Peer Electronic Cash System”. Esta persona anónima desveló al público en general su innovación tecnológica, Bitcoin, sus retos y la filosofía que hay detrás de su creación. A día de hoy, su identidad es desconocida y lo seguirá siendo. El creador de Bitcoin abogó por la descentralización digital, al considerar que la llegada del Internet podría traer consigo nuevos problemas, especialmente en lo que respeta a la privacidad y a la centralización del poder tecnológico.

No hay duda de que Satoshi Nakamoto y los Cypherpunk se inspiraron fuertemente en los temores expresados por George Orwell en 1984. Su obra ha marcado a generaciones y a la cultura popular. En esta famosa novela distópica el autor describe una Gran Bretaña controlada por el totalitarismo. “Big Brother” controla la vida y los pensamientos de los individuos en todos los detalles de su vida y las libertades están prohibidas.

Este miedo ha motivado probablemente a los criptoanarquistas y Cypherpunk a luchar contra los abusos de las tecnologías digitales, por lo cual uno de los miembros por lo menos habría participado teóricamente en la creación de Bitcoin o incluso sería EL creador.

El 3 de enero del año 2009, el primer bloque de Bitcoin fue minado por el propio Satoshi Nakamoto, mientras que el primer Bitcoin fue transferido a Hal Finney, una prominente figura de Bitcoin y pionero de las criptomonedas. El anonimato de Satoshi Nakamoto es más importante que una simple protección de la privacidad, es la prueba de la naturaleza descentralizadora de la tecnología blockchain y de Bitcoin.

Aunque se especula sobre la identidad de Satoshi Nakamoto, esta mistificación del personaje da a la tecnología y a su popularidad un alcance global y místico, despertando la curiosidad de los más indagadores, o la seguridad de la descentralización pura y efectiva de su tecnología para los más escépticos.

Al origen del Bitcoin

Bitcoin y su tecnología, la Blockchain, surgieron de décadas de pensamiento e innovación en la tecnología digital. El deseo de los expertos en criptografía era proteger al usuario del Internet asegurando su vida privada.

Si el Internet es una herramienta de descentralización, un mal diseño del protocolo permitiría a los poderes centralizados convertirlo en una política totalitaria. Mientras que George Orwell describió un mundo distópico en el que las tecnologías “futuristas” tenderían a esclavizar a los individuos, nosotros vemos que los GAFAM se extralimitan en su función y se inmiscuyen en la vida privada con fines económicos.

Mientras que las entidades centralizadas [GAFAM] han allanado el camino para la construcción de la revolución de Internet, se observa que los estados y los gigantes digitales se han apoderado de este poder y han sometido a los usuarios de esta red a su estrategia económica y a su visión del mundo.

Este periodo de centralización, aunque criticable, era potencialmente necesario para producir riqueza e innovación. Satoshi Nakamoto y el grupo Cypherpunk ya denunciaban esta centralización en los años 90 como perjudicial para Internet. El manifiesto Cypherpunk, publicado en 1993 por Eric Hughes, expuso este pensamiento.

La criptografía y la “tolerancia a faltas bizantinas”

El problema de los generales bizantinos es un concepto informático. Esta metáfora expone un problema de confianza en la comunicación de la información: Cuando el ejército del Imperio bizantino planea asediar una ciudad, los generales del ejército solo pueden comunicarse a través de mensajeros orales para coordinar una estrategia, ofensiva o defensiva. Pero algunos son traidores e intentan corromper la información. El problema es encontrar una estrategia para que todos los generales leales puedan llegar a un consenso. Este problema se da sobre todo en las redes peer-to-peer (red de pares).

El Bitcoin, por ejemplo, se basa en un protocolo de consenso de prueba de trabajo en la blockchain. Este tipo de algoritmo se llama, tolerancia a faltas bizantinas, abreviado como BFT. La remuneración de los validadores/mineros, en Bitcoins, aumenta el interés por hacer funcionar la red en lugar de atacarla.

La innovación de Nakamoto consistió en permitir la participación de un gran número de nodos de forma totalmente abierta sin obstaculizar el buen funcionamiento del protocolo. Así, la seguridad de la red con respecto a sus validadores “traicioneros” aumenta considerablemente.

El “padre espiritual” de los Cypherpunks

A principios de los años 80, el Dr. David Chaum, criptógrafo, publicó los primeros artículos que introducían el tema de las criptomonedas y economía basada en la reputación. Articulo: «Seguridad sin identificación: sistemas de transacción para dejar obsoleto a Big Brother».

En el año 1983, creó la primera moneda digital, el ecash. Un banco de San Luis, el Mark Twain Bank, decidió probar su viabilidad en los micro-pagos. Pero la adquisición de este banco por el Mercantile Bank puso fin al proyecto. El principal error del proyecto fue centralizar la gestión de la moneda, lo que implicó una dependencia de los bancos.

Se han puesto las primeras piedras de la revolución criptográfica y digital, pero aún quedan muchos problemas por resolver: cómo dejar de depender de las instituciones y, al mismo tiempo, no estar sometidos a una fuerza igualmente poderosa, como un actor que controle la oferta monetaria.

Los Cypherpunks

Los Cypherpunks nos dedicamos a construir sistemas anónimos. Defendemos nuestra privacidad con la criptografía, con los sistemas de referencia anónimos, con las firmas digitales y con el dinero electrónico.

Eric Hughes, El Manifiesto Cypherpunk

En el año 1990, los criptógrafos se reunieron inicialmente en San Francisco para desarrollar las ideas de David Chaum hasta el punto de crear una lista de correo electrónico a la que llamaron, los Cypherpunk. En 1992, se publicó el “Manifiesto Criptoanarquista” de Tim May, en el que expone su orientación anarcocapitalista para demostrar que la informática es una vía de desarrollo para el anarquismo capitalista.

Según el autor, la criptoanarquía permitiría eludir a las autoridades gubernamentales y a las grandes empresas en las transacciones económicas gracias a los procesos criptológicos. La encriptación de la red permite anonimizar los debates o las transacciones y eliminar a los intermediarios, que son ilegítimos según la filosofía anarquista. El Cypherpunk forma parte de este movimiento ideológico, ya que la libertad de Internet ha lanzado una nueva era de posibilidades.

  • Jacob Appelbaum: desarrollador de Tor.
  • Julian Assange: fundador de WikiLeaks.
  • Dr. Adam Back: inventor de hashcash, cofundador de Blockstream.
  • Bram Cohen: creador de BitTorrent.
  • Hal Finney: Autor principal de PGP 2.0, creador de la prueba de trabajo (proof-of-work) reutilizable.
  • Philip Zimmermann: creador de PGP 1.0

El Manifiesto Cypherpunk

“Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques.”

– Art. 12, Declaración Universal de los Derechos Humanos, 1948

El manifiesto Cypherpunk (clic en el enlace si lo quieres leer) es un alegato a favor de la privacidad, publicado el 9 de marzo de 1993 en el sitio web activisme.com, y argumenta que las tecnologías digitales podrían socavar muchos principios fundamentales. En palabras de Eric Hughes, la privacidad y el anonimato, que son principios fundamentales de nuestra sociedad, se verían socavados por la tecnología digital. “Un sistema de comercio anónimo reforzaría el poder del individuo de revelar su identidad cuando quiera y solo cuando quiera, que es la esencia de la privacidad”.

Cree que la privacidad digital requiere indispensablemente la criptografía, de modo que todo lo que es escuchado solo por aquellos a quienes el mensaje estaba destinado, si el mensaje está abiertamente disponible para el mundo, entonces no hay privacidad. Cifrar es indicar un deseo de privacidad y cifrar con una criptografía débil es indicar un deseo débil de privacidad”. Sin embargo, hoy notamos que las empresas digitales han monetizado nuestra privacidad, la observación de los Cypherpunk era acertada y responde exactamente a las necesidades de los nuevos “individuos digitales”.

Su objetivo era construir un software respetuoso con la privacidad, así que publicaron su propio código open-source para que los defensores de la privacidad pudieran construir este ecosistema. Su voluntad de cambiar las cosas, de confiar en los individuos y en su discernimiento es probablemente lo que les permitió construir un sistema criptográfico de este tipo. Su voluntad era implementar un contrato social en el que “los individuos” fueran el único motor y pilar, defendiendo sus intereses fundamentales, como la privacidad.

Satoshi Nakamoto crea Bitcoin

El 31 de octubre del año 2008, Satoshi Nakamoto reveló el Whitepaper de Bitcoin, detallando el funcionamiento de su moneda digital y revelando lo que estaba en juego en su creación. En un intento de descentralizar los intercambios entre individuos, desarrolló un complejo protocolo que permite el intercambio de una moneda digital sin intermediarios, gracias a la blockchain y a los contratos inteligentes, y así eludir las limitaciones de la economía tradicional. Unos días después de la publicación del libro blanco, registró el proyecto en una plataforma de código abierto llamada SourceForge.

El 3 de enero del año 2009, mientras la crisis de las hipotecas Subprime sacudía el mundo de las finanzas, Satoshi Nakamoto puso en marcha su innovación: minó el primer bloque de Bitcoin. Mientras que los propios Cypherpunk creían que demasiados obstáculos dificultarían el desarrollo de una moneda digital, la solución de Satoshi Nakamoto era la completa descentralización de la criptomoneda. Con la blockchain, no solo estaba introduciendo una tecnología revolucionaria, sino también una nueva economía y un concepto político aún más revolucionario. La descentralización completa y efectiva de la red era esencial para el buen funcionamiento de un protocolo de criptodivisas tal y como lo vemos hoy.

Dentro del bloque Genesis, Satoshi dejó un mensaje que decía “The Times newspaper 03/Jan/2009: UK chancellor to bail out banks for second time”, mientras el gobierno del Reino Unido rescataba a los bancos. Muchos lo interpretaron como una evaluación del sistema monetario actual, un cambio radical en la economía y las finanzas. Mientras que otros lo vieron como un sello de tiempo para Nakamoto. El mensaje también ha sido objeto de teorías sobre la identidad o la ubicación de Satoshi Nakamoto, asumiendo que era un londinense.

Pero quién es Satoshi Nakamoto

Esta figura icónica y mística del ecosistema criptográfico y de la revolución de la Web3 ha sido objeto de muchas investigaciones y teorías sobre su identidad. Cabe mencionar que, según Dan Kaminsky, un investigador de seguridad informática, Satoshi Nakamoto es considerado un genio potencial en muchos sentidos o ciertamente como un grupo de participantes.

En las encuestas de identidad de los creadores se encontraron los siguientes nombres:

  • Nick Szabo.
  • Dorian Nakamoto.
  • Hal Finney.
  • Craig Steven Wright.
  • Adam Back
  • “Un Londinense”

Su anonimato forma parte de su proyecto, incluso es la piedra angular del mismo. Aunque los miembros de Cypherpunk fueron, obviamente, los primeros sospechosos de esconderse tras la identidad de este genio del siglo XXI. Es probable que sea así, pero es importante no saberlo y dejar que el mito siga vivo. Su fortuna se estima ahora en más de 60.000 millones de dólares, lo que le convierte en la vigésima persona más rica del planeta.

Conclusión

“Un sistema anónimo refuerza el poder de los individuos para revelar su identidad cuando lo deseen y sólo cuando lo deseen; ésta es la esencia de la privacidad”.

Eric Hughes en “El Manifiesto Cypherpunk” de 1993.

El proyecto de Satoshi Nakamoto de descentralizar los intercambios y las interacciones a través de Internet ha lanzado una verdadera revolución tecnológica. El BTC ya es conocido públicamente, ahora es el centro de atención de las instituciones estatales y bancarias. Está atrayendo el interés por las crypto tanto a particulares como a fondos institucionales y el anonimato de su creador ha jugado un papel importante en el desarrollo de su creación, el Bitcoin.

Esta moneda no pertenece a nadie y, por tanto, a todos, el protocolo de consenso Proo-of-Work permite a cada individuo convertirse en un actor de esta red. En consecuencia, ya no es función de un banco central “controlar la moneda”, sino que son los individuos los que deciden su futuro. Bitcoin podría haber sido un fracaso como sus homónimos caídos, pero la voluntad de los individuos siempre ha permitido y seguirá permitiendo estas grandes transformaciones de la sociedad.

¿Y si basar tu moneda en la confianza de la gente fuera la mejor solución? Es muy probable que la detrás del seudónimo Satoshi Nakamoto haya una sola persona, heredera de la filosofía y el pensamiento del los Cypherpunk. Para guardar un secreto tan grande y fundamental para su tecnología, solo una persona podría teóricamente guardar el secreto, si no un grupo muy reducido de personas con una confianza y determinación notables.

Fuentes

Artículo anterior

Criptomoneda YmplePay | Precios, gráficos, capitalización de mercado (YMPA)

Artículo siguiente

Time Squared by steen x n-e-o - Colección NFT OpenSea - Estadísticas y Gráficos Floor price

Entradas relacionadas