La Cámara de Representantes de EE. UU. aprueba el proyecto de ley FIT21 sobre criptomonedas

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprueba un proyecto de ley sobre criptomonedas

La Cámara de Representantes de Estados Unidos ha aprobado el proyecto de ley sobre activos digitales, el Financial Innovation and Technology for the 21st Century Act (FIT21), con una votación de 279 votos a favor y 136 en contra.

Esta aprobación marca una importante victoria para la industria de las criptomonedas, ya que es la primera vez que un proyecto de ley importante sobre criptomonedas avanza en una de las cámaras del Congreso. Ahora la atención se centra en el Senado, donde las perspectivas de acción son más inciertas, sin la existencia de un proyecto de ley similar y un claro compromiso de los comités necesarios.

Apoyo y oposición política

Este proyecto de ley ha recibido un apoyo inesperado por parte de muchos demócratas, con 71 votos a favor y 133 en contra dentro del mismo partido. Muchos representantes se han mostrado en contra de la oposición de la Casa Blanca. Gottheimer calificó el proyecto de ley como “razonable, reflexivo y bipartidista”, y abogó por su adopción al afirmar que “puede convertirse en ley si trabajamos juntos”.

Reacciones del presidente y de la SEC

Aunque el proyecto de ley ha sido ampliamente respaldado por los republicanos y algunos demócratas, el presidente Joe Biden expresó su oposición a través de un comunicado político, aunque sin anunciar su intención de vetarlo.

Por su parte, Gary Gensler, presidente de la Securities and Exchange Commission, se ha opuesto firmemente a la legislación, afirmando que no es necesaria y que pone en peligro la regulación existente de los valores mobiliarios.

Consecuencias potenciales de la legislación

El FIT21 establece un régimen para regular los mercados de criptomonedas en Estados Unidos, estableciendo protecciones para los consumidores y designando a la Commodity Futures Trading Commission como el principal regulador de los activos digitales y los mercados al contado no relacionados con valores mobiliarios.

Además, define de manera más clara qué constituye un token cripto como un valor o una mercancía. Maxine Waters ha criticado el proyecto de ley argumentando que permite a las empresas de criptomonedas eludir la responsabilidad por infringir las leyes de valores mobiliarios, legalizando actividades consideradas ilegales.

Artículo anterior

Oposición y Apertura: Casa Blanca se opone al proyecto de ley pro-crypto

Entradas relacionadas